viernes, 27 de agosto de 2010

Yuxtaposición de soledades

El título de esta entrada hace referencia a una serie de fanfics de Naruto que empecé ayer a leer. En total tiene cuatro historias, "Un nuevo comienzo" (Naruto/Sakura/Sasuke), "Irracional" (Shikamaru/Ino), "Algo más" (Neji/Tenten), y "Aire" (Kiba/Hinata). Hacía tiempo que no leía nada relacionado con Naruto, pero por alguna razón ayer me puse a buscar fanfics del fandom, y encontré la historia NejiTen, que es una de mis parejas favoritas junto al ShikaIno. Me he tragado los 22 capítulos entre ayer y hoy y la verdad es que me ha encantado. Hacía tiempo que había olvidado lo que disfrutaba leyendo fanfics de Naruto. ¡Ahora, a por el ShikaIno!

También terminé "Un grito de amor desde el centro del mundo". La verdad es que, en contra de toda expectativa, me decepcionó un poco. Esperaba que me emocionara más. Es una historia de amor dramática, la protagonista muere de leucemia, con estas cosas acostumbro a llorar, pero no lo hice. Supongo que por eso no me ha parecido tan buena como dicen, una lástima. Cuando pueda, intentaré empezar "De què parlo quan parlo de córrer" de Haruki Murakami, que lo tengo de la biblioteca desde hace una semana o dos. ¡Cuando empiece el curso apenas podré leer, lo sé, así que tengo que ponerme las pilas!

Ayer estaba un poco "chof". Deshinchada, sin ganas de nada. Supongo que hay demasiadas cosas que quiero hacer y que, sin embargo, no hago (por una razón u otra), y pensar que se acerca el inicio del nuevo curso y que esas cosas no podrán ser realizadas me perturba. También me sentía antisocial, y no quería hablar con nadie (a excepción de Jana y Laura, pero eso ya son palabras mayores). De hecho ayer hice dos meses con Jana (y no acostumbro a hablar de nuestra relación por aquí, la verdad) y me siento un poco estúpida por haberme portado de manera tan antipática con ella. No es que le hablara a malas o enfadada, pero mi usual alegría se había perdido y sé que eso a ella la dejó un poco trastornada (dicho así suena muy exagerado, pero yo me entiendo). Para remediar mi pasividad con el mundo decidí leer los fanfics de Naruto y, ¡tatachán! ¡Hacerme otro baño de color negro! (¡YAAY~!). Aunque no soy muy propensa a hacerme barbaridades en el pelo, siempre que lo tiño o lo corto me invade una sensación plena. Como si hiciera borrón y cuenta nueva, como si los malos pensamientos desaparecieran con los mechones cortados o el color reemplazado. Me anima, me da ánimos para seguir adelante.

¡Bueno, hoy toca hacer los lavabos (para variar)! Ya que ayer se me olvidó, es lo mínimo que puedo hacer después de que mi madre me hiciera el baño de color.

FIGHTING!! <333

No hay comentarios:

Publicar un comentario