viernes, 26 de noviembre de 2010

こんにちは/你好

Estoy en un dilema, pero no de esos del estilo "¿Tía, y hoy qué me pongo, la camiseta de rayas con la falda o las medias azules con el gorro blanco?", sino de los gordos.

Hasta hace poco, tenía muy claro lo que quería hacer después del bachillerato: Estudios Ingleses en la UAB. ¿Por qué? Porque me gusta el inglés y es lo que se me da bien, así que no tenía muchas más alternativas. ¿Qué ha pasado? Pues que Alberto (un compañero de clase) me comentó el otro día que la nota para Traducción e Interpretación había bajado a un 7'38. Y yo, flipadísima, até cabos y pensé "¡Coño, no es tan imposible eso de estudiar inglés Y japonés en la uni!". Y cuando me dijo que en cuarto curso se podía hacer también coreano ya me histerizé. Fue algo como "¡¡ES MI CARRERA, TIENE MI NOMBRE!!" y corrí a comprobarlo y sí, un 7'38, que no es nada comparado con el 8 y mucho que me pensaba que era (en Estudios de Asia Oriental, claro, pero yo soy una lerda y no había caído en que no era lo mismo). No lo vi tan imposible y me decidí a perseguir el 7'4 en las PAU.

Hasta aquí todo bien. Ari se marca un nuevo objetivo, Ari se esfuerza, Ari lo consigue (si Dios quiere) y Ari se siente realizada.

El PROBLEMA: hoy hemos tenido comida familiar. Mis hermanos, mi cuñada, mis padres, mi tío y yo, lo típico. He comentado mi repentino cambio de planes, a los cuales mis padres no habían comentado nada negativo, pero entonces ha saltado el simpático (no, no va con segundas aunque lo parezca) de mi hermano y me ha dicho: "Ariadna, haz chino". No me estaba obligando, simplemente me estaba aconsejando, pero los consejos de mi familia son demasiado fiables, ¿qué hago yo en contra de eso? Y es que ni siquiera hacía falta que me diera razones por las que hacer chino es más factible que hacer japonés. Ya lo dice todo el mundo, el chino será el idioma del futuro y blábláblá.

Y ahí está el dilema gordo. Amo Japón y amo el japonés, me encantaría estudiarlo en la universidad. Sin embargo, el chino me abrirá muchas más puertas y tampoco me desagrada tener que estudiarlo (siempre estaré dispuesta a aprender nuevas lenguas y más si son asiáticas).

¿¡QUÉ HAGO!? TT________________TT *crisis nerviosa*

3 comentarios:

  1. Mira, ante todo,sigue tus sueños siempre.
    Si el japonés SIEMPRE ha sido tu idioma hazlo. Porque en un futuro dirás: Si, se chino, muy bien me ha servido... pero dentro de ti se quedará esa espinita japonesa que no pudo estudiarlo. Recuerda que no siempre tienes que mirar por lo que te "asegura el futuro" ante eso está que te guste, porque si el japonés de verdad te apasiona se te hará mucho más fácil. En cambio el chino te gusta menos que el japonés, lo encontrarás dificil.

    Bleh o3o tu haz y punto :) Japonés.

    ResponderEliminar
  2. Y ya se puede estudiar esas carreras sin una base de cada idioma?

    Lady, no hagas caso a tu familia, el chino puede ser el idioma del futuro, pero igual que el ingles, el español, el japonés... No va a volver a haber un idioma mundial, todo el mundo lo sabe, estudies lo que estudies va a servir para el futuro, estudias chino? Vale podras hablar con chinos y podrás entender los productos chinos, pero que pasa si estudias otro idioma minoritario? Que como traductora te forrarás.
    No te comas la cabeza por idiomas, estudia el que de verdad quieras porque piensa que no es cosa de un año, un idioma se aprende durante toda la vida y vas a tener que convivir con ello xD así que mas te vale que te guste.

    Fighting!

    ResponderEliminar
  3. si eliges por lo que te digan los demás, la asignatura se te hará pesada y lo harás sin ganas, y po rmucho que te esfuerce no sacarías la misma nota que con una que te gusta.
    Si yo me guiara por lo que me ha dicho mi familia, de que mi carrera no tiene salida, ahora no estaría en Filología Hispánica.
    Has lo que tu quieras, aunque no tenga tanta salida, pero siempre haz lo que te guste, que le pondrás más empeño, mejores notas y estarás tú más contenta ^^

    ResponderEliminar