jueves, 5 de mayo de 2011

Bachillerato: educación... ¿no obligatoria?

Desde que empezamos la ESO, todos hemos oído una infinidad de veces aquella cantinela de “estás obligado a asistir a clase porque es una enseñanza obligatoria”, y así mismo lo describen las siglas: “Educación Secundaria Obligatoria”. Aunque nos pesara, era lógico que los profesores mantuvieran a ralla los castigos, las faltas de asistencia, el prestar atención en clase, etcétera. Porque sí, era una enseñanza obligatoria, una vez estabas inscrito, era tu deber y obligación ir y ser un buen estudiante.

Sin embargo… también nos han dicho muchas veces que el Bachillerato es una enseñanza no obligatoria. ¿Y eso, teóricamente, qué implica? Porque yo tenía entendido que, al ser una enseñanza no obligatoria, el hecho de faltar a clase o hacer otras cosas durante la clase se convierte automáticamente en TU problema, de TU sola incumbencia. Está claro que lo que no se puede tolerar es que alguien vaya a clase y se dedique a molestar a los compañeros, al profesor o simplemente a liarla. Encuentro justo que el profesor tome precauciones para tratar esos casos.

Pero… ¿suspender a alguien porqué ha faltado tres días por bronquitis (y con justificación médica)? ¿Bajarle a alguien un punto por cuatro faltas injustificadas? ¿Castigar con trabajos a la comunidad (en otras palabras, hacerles a los profesores SU trabajo) a un grupo de alumnos que han faltado a cuatro clases y a un examen con todo el derecho del mundo, ya que el profesor sustituto más que ayudarles, les desgastaba? Sinceramente, yo no lo veo nada normal.

Muchas veces, cuando preguntamos: “profe, ¿me vas a suspender?” o “profe, ¿por qué me has suspendido?”, ellos te dicen: “no te he suspendido, te has suspendido tú solo”. Muy bien. Entonces, las notas que saquemos son nuestro problema, y si no queremos venir a clase también lo es, ¿qué problema hay en no asistir si, al fin y al cabo, puedes llegar a aprobar igual? Y más todavía en asignaturas que, por causas del destino, el profesor que te ha tocado empeora la situación, ya sea porque no sabe explicar la materia correctamente o por inmoralidad profesional. Y, a todo esto, diré algo que tal vez no sea del todo correcto, pero dudo mucho que no sea así: Profesores, ¿qué más os da si unos cuántos alumnos os faltan, si os van a pagar igual? Y, ¿qué más da si un alumno está distraído o estudiando otra asignatura (sobretodo en un momento de estrés como lo son los exámenes finales de segundo de bachillerato, que, joder, podríais ser un poco comprensivos), si os van a pagar igual?

A ver, también tenemos que tener en cuenta que, lógicamente, si vas a clase es para aprender, y asistir a una asignatura si vas a estar haciendo tarea de otra es una soberana tontería. Sin embargo, ¿qué otra opción nos queda, si se nos ha prohibido terminalmente faltar a cualquier clase, incluso si gracias a la increíble capacidad de enseñanza del profesor no aprendemos nada de nada?

Nosotros no nos quejamos de cuando organizáis las cosas como os da la gana. Tardar dos o tres semanas en corregir un examen, castigar a los alumnos justamente las tardes en que deberían estar estudiando para los simulacros de la selectividad, dejar un solo día de descanso entre el final de las clases y el comienzo de las recuperaciones (dejando así a la gente que tiene que recuperar dos asignaturas el primer día de suficiencia con un solo día para estudiar TODO el curso de ambas), no aceptar los propios errores y tomar a los alumnos por los equivocados…

Como diría Mourinho: ¿por qué? no entiendo.

3 comentarios:

  1. Pero eso es normal, y si vas a la universidad lo verás igual. ¿ Por qué? Por que el ser humano, a la que tiene un poco de poder, ya lo aprovecha a los inferiores. Por mucho que un profesor sea injusto, sea pederasta o cualquier cosa tiene mucha más credibilidad porque el tiene una carrera, tu no y eres un "adolescente alocado". Mientras la comunidad vaya así solo podremos llorar, intentar hacer algo sin resultado y quejarnos.

    Hombres injustos hay en todos los lados, alumnos luchadores pocos.
    Sigue con tu ideologia pero sigue las normas que te rodean. Rompiéndolas solo les das motivos a ellos, si las sigues pero expones tus quejas puedes conseguir muchísimo más.

    Tu no sabes la de luchas en segundo de batx que he tenido yo.. no ganamos ninguna xd es frustrarte pero tampoco podemos quedarnos mirando como ellos van como reyes y nosotros como el pueblo.

    ResponderEliminar
  2. Cierto, Gongju Magna tiene toda la razón.
    Por mucho que tu lo veas injusto, los profesores van a seguir haciendo lo que le salga de abajo, tengas tu razón o no.
    Siempre dicen que le pagan por enseñar, pero la gran mayoría sabe que implica eso.

    Te parecerá de broma, pero incluso en la universidad hay ojitos derechos enn, y en la gran mayoría descarado. A algunos les aprueba sin examenes y a otros los suspende porque le sale de abajo y lo digo por propia experiencia y no es coña.

    Por mucho que te quejes los profesores se respaldan unos a otros y siempre vas a salir perdiendo.

    ResponderEliminar
  3. Cuando algo no funciona de la mejor manera, la gente siempre lucha por cambiarlo aun desconociendo el modo de hacerlo, pero sin embargo existen soluciones claras para corregir la falta de eficiencia en el sistema educativo actual y no se quieren aplicar porque no se confía en la libertad del estudiante. No se pide una sociedad sin leyes, sino una sociedad con leyes, reitero: eficientes. Esto se debería aplicar en la educación y en los colegios.

    ResponderEliminar